Preludio: un Harry, producto de un ritual poderoso, es convertido en niño y transportado por error a una dimension paralela, donde Lily y James han perdido a su hijo…

Capitulo 1

El despertar.

Sentia pánico y miedo… no entendia como habia llegado a donde estaba. Su cuerpo era fragil, le costaba levantar los brazos.. todo se veia muy grande! Que estaba pasando? Donde estaba?

Intento moverse pero le era una tarea dificil… un cansancio pesado empezó a apoderarse de él. Quizo cerrar los ojos, cuando de repente, BUM! con ruido ensordecedor, la puerta de la habitacion salió volando y pasó a estrellarse contra la pared.

Intento dominar sus emociones pero no pudo! El miedo lo paralizaba y por algun extraño motivo éste parecia amplificado… sin darse cuenta estaba llorando a pleno pulmon, con un llanto de niño del cual no pudo percatarse, tan sumergido como estaba en sus emociones.

Segundos mas tarde , le pareció percibir sonidos, gente que hablaba pero no podía entenderlos, es que tenia tanto miedo! escuchó un grito mas cercano y alguien que lo levantaba…estaba siendo levantado! Pero..como?

A pesar de estar sorprendidocontinuo llorando por un momento, itentando calmarse. Luego despacio abrió los ojos, ,,,inmediatamente, comenzó a llorar nuevamenterente, ya que ahí, frente a él, tomandolo en sus brazos, estaba su difunto padrino, Sirius Black.

No podia parar de llorar. Ver a su padrino le trajo un montón de sentimientos que se golpeaban entre si. La muerte del mismo, la culpa que sintio por sus estupidas acciones, la soledad… todo venia a él como un caballo desbocado.

Escuchó como su padrino trataba en vano de calmarlo, meciendolo suavemente y diciendo palabras que no podia entender. Unos instantes después, se sintió mover y entre llantos, cuando logró abrir nuevamente los ojos, su padrino ya no se encontraba frente a él, sino que en su lugar estaba su madre: Lily Potter.

No supo si fue el shock, o el cansancio, pero sintió sus ojos cerrarse y luego… oscuridad. Cuando se despertó, ya no estaba en los brazos de su madre, sino en una prision oscura pero suave, con garrotes de madera y mantas de colores. Tenia mucha hambre.. mucha, y no podia contenerla.

Sabia que los Durley habian fortalizado su capacidad para soportar el hambre, sin embargo su cuerpo le pedia a gritos comida, y sin darse cuenta comenzó a llorar, primero lentamente y luego con mas estruendo.

Le daba vergüenza su comportamiento, y si hubiera podido contenerse lo habria hecho.. pero no podia. Al parecer no era libre de sus emociones.

Segundos despues de comenzar a llorar, la puerta se abrió para dejar lugar a una mujer, su madre, quien venia con un biberon en mano y un hombre detrás de ella… su padre.

Los Potter eran una de las familias mas admiradas y queridas en toda la comunidad magica. James Potter, destacado auror, habia formado parte de muchas batallas contra el inmombrable, pudiendo capturar a muchos mortifagos peligrosos, y mas de una vez escapar de las garras del mismo señor oscuro.

Lily Potter, su señora, era una mujer de caracter bondadoso, buena con los extraños en general, con un talento natural en el trato que hacian de ella una persona muy popular por su franqueza y la sencillez en como se expresaba. Trabajaba como medibruja en san mungos, y habia participado, junto con su colega, Severus, en la invencion e investigacion de neuvos hechizos sanadores y de contra-embrujos, sobre todo de magia oscura.

Los potter eran muy felices hasta que un dia la desgracia cayó sobre ellos. Su amigo, Peter pettegriew los traicionó una fatidica noche de abril, emboscandolos a ambos y tendiendoles una trampa junto con otros mortifagos.

De no haber sido por la ayuda anonima de Severus, quien sospechaba ya de Peter, y por la valentia de algunos miembros de la orden, especialmente de Sirius, tanto James como lily hubieran muerto… sin embargo, pese a estar vivos, una parte de ellos murió esa noche.

Lily, que se encontraba con un embarazado ya avanzado, fue sometida a un hechizo oscuro muy fuerte, lo cual no solo hizó que perdiera a su niño, sino que ademas la imposibilitó de por vida a tener alguno otro,

James y Lily tardaron mucho tiempo en recuperarse luego de ese dia, y fue solo gracias al amor que se tenian el uno al otro que lograron seguir adelante.

Sin embargo, el deseo de un niño, su hijo, de vez en cuando les cruzaba por la mente, pero el miedo que les embargaba el pensar en lo que este sufriria si cayera en manos de mortifagos, habia hecho que la opcion de adoptar uno fuera de momento imposible.

Sin embargo, se podia decir que los potter tenian un niño… un niño bien grande: Sirius Black, quien siempre habia sido muy unidos a los potter, mas luego del incidiente, distraia a James y Lily con sus payasadas y sus aventuras amorosas que siempre terminaban con él teniendo que escapara a oscuras de la habitacion de alguna amante.

En una de las tantas noches en la que Sirius se encontraba cenando con los Potter, sucedió que las alarmas magicas comenzaron a sonar y las barreras magicas que protegian a la casa cayeron, rompiendo el conjunro de proteccion de seguridad de los Potter.

"james! Las barreras! Cayeron las barreras! " gritó Lily asustada.

"vete Lily, y avisale a Dumblendore o a la orden que traigan refuerzos, ve! " dijo James mientras sacaba su varita y miraba alrededor freneticamente.

"vamos Lily, ve, no dejaré solo a Prongs, tu ve y busca ayudas" dijo Sirius, intentando aparentar tranquilidad.

"No, vengan conmigo! vamos todos juntos"

"lily" dijo James tomandola por los hombros y mirandola a los ojos" tenemso información importante de la orden, no podemos irnos sin intentar al menos ocultar los pergaminos mas importantes… te prometo que si son muchos, desapareceremos mas rapido que una snitch… te lo prometo lils"

"esta bien.. yo ,,, ahora regreso, no hagan nada.. te amo James" y desapareció en un estallido.

"vamos Canuto" dijo James, conjurando un hechizo de camuflaje. A su lado Sirius lo imitó, y ambos comenzaron a recorrer la mansion, varita en mano y con los reflejos en punta.

Recorrieron el living, la cocina, y los cuartos principales… tenian como objetivo llegar a la biblioteca, donde James normalmente guardaba los pergaminos mas importantes.

Antes de entrar a cada habitacion lanzaban un hechizo de deteccion humana, pero por el momento, la mansion parecia desierta.

"crees que haya habido algun desperfecto en las barreras.. tal vez se han caido por ser muy viejas" susurro Sirius al oido de James " parece como si no hubiera nadie aquí James"

"no hay que confiarse canuto, los mortifagos podrian estar escondidos" le replico en igual voz baja James.

Cuando llegaron a la biblioteca, lanzaron un hechizo de deteccion y este mostro la presencia de un humano. James y Sirius se miraron a los ojos… tanto se conocian que habian aprendido a leerse los pensamientos…

Si era solo una persona, entonces… sirius podrias derribar la puerta y James aturdir al intruso…

James le hizo una señal a sirius y se apartó de la puerta, dandole lugar a Sirius para operar. Este último conjuró un hechizo reductor tan potente que voló la puerta, la cual fue a dar contra la pared con un ruido fuerte.

James saltó por delante de siruis y se dispuso a lanzar un hechizo aturdidor s al intruso cuando un ruido de llanto lo detuvo en seco. En ese mismo instante una agitada Lily seguida de Remus, Hestia jones y Deadelus hicieron aparición.

"James! " dijo Lily abrazandolo con fuerza y rodeandolo en sus brazos "que bueno que esten bien! Que ha pasado... de donde viene ese llanto? " preguntó lily luego de separase un poco de James y mirando a su alrededor

Sirius, quien se habia adentrado mas en la sala mientras james hablaba con lily, fue acercandose lentamente a la fuente de ruido.

"ten cuidado canuto, puede ser una trampa" le dijo Remus, quien tenia la varita levantada y lista para usarla al primer peligro.

Sirius camino con paso lento y varita alzada, guiandose por el ruido de llanto. Al llegar al sofa, solto una exclamacion de sorpresa al ver escondido detrás del mismo a un pequeño niño, un bebe,de cabellos oscuros.

"Ey! Que?… oigan, no lo van a poder creer! " dijo con cara de asombro, "vangan! Hay un niño detrás de sofa" exclamó, mitad serio y mitad riendose, y agachandose para tomar al niño en sus brazos que no dejaba de llorar.

"hey Sirius, espero que este no sea un hijo perdido tuyo! " dijo sonriendo Remus, quien conocia de sobra las aventuras amorosas de su amigo.

"que no! Hey vamos pequeño no llores" dijo Sirius en un intento de calmar al niño y meciendolo torpemente..

"esto si hay que verlo, Sirius con un niño en brazos… con razón el pobre no para de llorar" dijo riendose Deadulus

"Lo que no se explica es como llego hasta aquí" reflexionó Hestia con el ceño fruncido "crei que las barreras de tu casa eran poderosas por ser tan ancestrales, James "

Mientras tanto, el nño que habia comenzado a calmarse, abrió los ojos y comenzó a llorar con mas fuerza..

"Bueno Sirius, parece que no te has equivocado, la paternidad definitivamente no es lo tuyo" comentó un prongs, con aire mas despreocupado.

"pues ya quiero verte a ti con un niño! "comentó en chiste Sirius, pero calló al ver que de la cara de su amigo desaparecia todo vestigio de diversion "yo, prongs… lo siento.. me olvidé.. uy! Es que nunca va a parar de llorar? " exclamó Sirius mirando al niño que se agitaba en llanto vivo.

"ven , pasamelo, tal vez se calme mas conmigo" dijo lily apiadansose de su amigo "tal vez me confunda con su madre… debe estar muerto de miedo el pobrecito"

Sirius le tendió con cuidado el bebe a lily, quien lo acurrucó con facilidad, siguiendo sus instintos maternales.

El pequeño continuo llorando por unos instantes mas, hasta que abrio sus ojos nuevamente…. Por unos segundos, los ojos verdes de Lily se encontraron con otros verdes azulados.. luego, el niño cerró los ojos y cayó profundamente dormido.

NA: espero que les haya gustado! aclaro: Harry no es distinto al de Rowling en personalidad,no es que se haya vuelto cobarde, mas bien siente como si fuera un niño, y no puede controlar esas pulsaciones que lo gobiernan...