Me estoy enloqueciendo


- ¡AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH- gritó desesperado cerrando bruscamente el libro que estudiaba

El apuesto chico se pasó la mano por la cara tratando de calmar su desesperación, desde que había descubierto ese sentimiento que nació (quien sabe cuando =P) no tenía paz en su corazón.

Si no la tenía cerca, su mente se la recordaba.. tan sonriente, alegre.

- Y sobre todo enamorada de esa persona- se dijo nostálgico

Se levantó del sillón y se tiró boca arriba en la cama apenas cerró los ojos la imagen de la ladrona de su corazón se hizo presente con sus ojos verdes y cabellera castaña y con ese rubor en sus mejillas al estar cerca del guardián de las cartas en su identidad falsa

- Sólo deseo que te corresponda. No quisiera que estuvieras en mi lugar- respiró profundamente y abrió los ojos su mirada se clavó fijamente en el techo volvió a suspirar profundamente

- Falta poco- volvió a su monólogo - Y cambiarás todas las cartas- quedó en silencio unos segundos pensando en su futuro

- Y seguro que deberé regresar a- no pudo terminar su frase se tumba boca abajo para tratar de no pensar... nuevamente cierra los ojos y la figura de la ama de las cartas hace su aparición

- Sakura- murmuró antes de dejar escapar un suspiro

El descendiente indirecto de Clow saca un libro y lo lee un tanto distraído. Todavía tiene problemas con el japonés, necesita perfeccionarlo


- Ohaiyo, Li- expresa la de larga cabellera haciendo su aparición por la puerta del curso

- Ohaiyo, Daidouji- contesta levantando brevemente la mirada y la vuelve al diccionario.. ni 5 segundos transcurrieron cuando.

- Ohaiyo Syaoran, Ohaiyo Tomoyo-

Su voz su suave voz provocó un bloqueo en la mente del chino, todo su cuerpo se heló y el corazón aceleró sus latidos. La sangre comenzó a fluir a mayor velocidad concentrándose en sus mejillas

Sakura se sentó un poco inclinada hacia el chico que no despegaba la mirada del libro

- Syaoran- llamó suavemente al chico que no contestó su saludo

Él no pudo resistir el mágico llamado ¿Usará ella algún conjuro para hechizarlo de tal manera? Nerviosamente levantó la mirada

- Ohaiyo, Sakura- respondió con voz temblorosa

- ¿Te sientes bien?- preguntó notablemente preocupada

- Sí, no me pasa nada- dijo sin poder resistir más sus verdes ojos

- Me habías preocupado- confesó Sakura suspirando satisfactoria y aliviadamente

Syaoran la miró unos instantes. ¿Qué significaba eso?

Sakura le brinda una encantadora sonrisa, de esas que lo llevan a las nubes

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Tu mirada me tiene el corazón atado en 4 partes
Y cayendo a tus pies llego al fondo de ti.
Y bailo sólo en el aire

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

- Ohaiyo, Sakura- se escucha la voz del apuesto y místico Eriol haciendo aterrizar bruscamente a Syaoran

La chica contestó alegremente

«Así es con todos» meditó Syaoran volviendo su atención al diccionario

- No, no lo es- expresó Eriol

Syaoran sobresaltó y mira al misterioso estudiante de Inglaterra ¿Qué demonios..

- Ah, ¿No?- expresó Sakura intrigándose más y queda pensativa - Pero ¿En qué mar?-

- ¿Qué se encuentra en la mitad del mar?- repitió su pregunta Eriol

- ¿Seguro que no es un enigma sin resolver?- preguntó Sakura

Eriol miró a Syaoran - No, no lo es- repitió con una intrigante semi-sonrisa


- Li Syaoran- expresa el profesor Terada y mira al estudiante que parecía tener la mirada perdida en la nada (ja, ja estaba mirando a Sakura)

- Li Syaoran- escuchó claramente de parte del profesor pero él parecía no responder

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Sin saber cómo me llamo yo
Ya no tengo cabeza
Y me tiemblan las piernas
De pensar en tu amor

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

- ¿Qué ocurre? Li- preguntó en un susurro Terada al tenerlo de frente

- Lo lamento- respondió nerviosamente Syaoran


- Creo que explotaré en cualquier momento- se dijo desesperado apretando un poco molesto la base de la espada ni siquiera se concentraba en su entrenamiento

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Me estoy. Me estoy enloqueciendo por ti!!!
Pegándome a tu sombra a morir
Perdiendo por completo el control

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*


El paisaje que los rodeaba era un hermoso atardecer el rojizo cielo caía sobre ellos y el silencio los rodeaba estaban solos balanceándose en aquellas mecedoras del parque

Hasta que ella comenzó a hablar, rompiendo el silencio sus palabras iban entristeciéndose cada vez más y la voz comenzó a fallarle

Escuchar su sollozo le traspasaba el alma, como si fueran puñales no podía soportarlo.

- Lo sabes- fue lo que pudo decir levantándose y entregándole el pañuelo azul

¡Funcionó! El llanto de Sakura cesó ella tomó el pañuelo

- Yukito me dijo que algún día encontraré a esa persona extraordinaria.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Me estoy Me estoy enloqueciendo por ti
Nadando entre tus aguas de amor
Sintiendo lo que nunca sentí

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*


Tocar sus manos, aunque sus fuerzas físicas estaban por abandonarlo completamente.

No podía darse por vencido no debía darse por vencido

Sólo un poco más!!!

Vaya que se necesita mucha energía para cambiar las cartas pero deben lograrlo!!! Sino nadie despertará y los guardianes quedarán encerrados en el báculo

Syaoran sintió una nueva fuerza en su interior sabía lo que era, pero nunca antes lo había percibido con tal intensidad

Lo lograron!!!

- Luz!- expresó Sakura al tener dominio sobre la carta

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Es tu cuerpo que me hace estremecer mi geografía
Amada
Y me hago nudos sin fin, y un tatuaje de ti llevándote tan marcada

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

- Quiero decirte quiero decirte.- Sentía una tembladera terrible por todo su cuerpo, una debilidad tremenda que no le permitía ponerse de pie - Que.- El corazón volvió a acelerar sus latidos y la mira fijamente a los ojos - Tú me gustas mucho!!!-

Se lo había soltado de golpe Sakura quedó sin habla y sólo atinó a esquivarle la mirada

- Se escapó- refunfuñó el león alado acercándose a la pareja

Syaoran se apoyó en la espada para levantarse Sakura seguía mirando a la nada sin decir palabra alguna

- ¿Qué pasó?- preguntó el guardián del sol intrigado al ver al «mocoso» irse del lugar

- Está muy débil- comentó Yue, el guardián de la luna, percatándose del asunto


*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Y anda tonto este corazón
Da suspiros al aire
Que sin ti se deshace
Como lluvia de amor

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

«Se lo dije» meditó más calmado y un alivio en su alma, como hace mucho que no sentía

- Joven Syaoran su madre al teléfono- informó un hombre de avanzada edad

- Sí, madre.. todas las cartas- un silencio ante su sospecha no quería que fuera real no pudo evitar sorprenderse

Cerró la comunicación y suspiró profundamente buscó en su agenda el número de teléfono de su maestro

- Es una verdadera lástima. ¿Por eso has estado distraído en clases?- preguntó la masculina voz

- Iré sólo hasta mañana pero no vaya a decir nada aún- solicitó Syaoran esquivando su anterior cuestión

- Bueno- asintió Terada - Que te vaya bien. Y no descuides el japonés-


- Yo siento yo siento que.- Intentó hablar Sakura, pero no podía

- Cuando llegué aquí yo sólo quería incrementar mis poderes- le interrumpió Syaoran

Sakura lo dejó hablar, pero le interrumpió para hacerle ver que ella también carecía de cualidades que él poseía

- Y por eso yo siento que-

- Sólo quería decirte eso, es todo- fue su última frase antes de salir corriendo e ignorar su llamado

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Me estoy. Me estoy enloqueciendo por ti!!!
Pegándome a tu sombra a morir
Perdiendo por completo el control

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

- No mires atrás, no regreses- se repitió insistentemente hasta llegar al departamento, ingresar de golpe a su habitación y encerrarse en la misma

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Me estoy Me estoy enloqueciendo por ti
Nadando entre tus aguas de amor
Sintiendo lo que nunca sentí

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Miró al osito de felpa que parecía suplicarle ir con la chica Kinomoto no pudo evitar recordar desde que la conoció..

¡Cómo la detestaba!

¡Cómo le irritaba su presencia!

¡Cómo.

Cómo.

Cómo quería protegerla!

Pero ella es tan fuerte no lo necesitó, aunque ella le aseguró lo contrario

- Hasta hoy, mi flor de cerezo.... hasta hoy estuve pendiente de ti-

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

Me da vuelta el pensamiento
Y te sigo los pasos,
Por contar con tus brazos en mí

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*


El muñeco estaba en las manos que debía estar. Una suave sonrisa se notaba en el rostro del joven

Quedaron con una conversación pendiente.

- ¿Nos volveremos a ver?-

- Claro que sí.- Se prometió recostando su cabeza en el asiento del avión que lo llevaba rumbo a su natal origen

Continuará


comentarios: dragonzukino@hotmail.com

Bueno, aquí mi primer fict de esta linda parejita (Al fin!!!! Vaya.. ya había hecho dos de esta serie y no los tenía como romance principal? Bueno, arreglado!!!!