Contigo a pesar de todo

N/A(s): Bien, este es nuestro primer fics. Esperamos que les guste. Esta historia es principalmente referida a VxB, pero antes quisimos explicar tooooooodo. Por lo que tal vez sea un fics un poquitito largo, pero bueno, hay que explicar bien todo y no perder detalles Así que bueno, tendrán que esperar un poco hasta que llegue el momento de su encuentro.

¡Acá va! Ojala sea de su agrado. (Obviamente se aceptan críticas constructivas. Nos servirán mucho para poder seguir escribiendo)

AH! Aclaración: -Diálogos - "pensamientos" 'términos o ironías'

El rumor se había convertido en realidad: una gran batalla se aproximaba.

Por un lado se encontraba Vejetaseí, un planeta con los habitantes más crueles y despiadados de toda la galaxia: los Saiyajins, la raza más temible, con un gran poder casi inigualable.

Por el otro Catlanias, un planeta pacifico pero con soldados muy fuertes y si se trataba de su libertad no dudarían en comenzar una guerra. Los Saiyajins habían intentado esclavizar ese planeta, teniendo como respuesta de Catlanias un choque agresivo, una batalla con los soldados destinados a aquella misión. Al ver su nivel de combate, decidieron que deberían probar que raza era la más poderosa, así que los catlanianos no dudaron en promover una guerra.

Vegetaseí estaba en apuros. Si bien sabían que en cuanto a 'fuerza bruta' podían llevarles las de ganar, su nivel tecnológico no había progresado en los últimos años y eso era una gran desventaja.

En el palacio real se encontraba un furioso rey Vegeta

¡¿COMO ES POSIBLE ESTO?! Tenemos que idear un plan y rápido, no tenemos tiempo que perder. – Gritaba este, furioso haciendo retumbar las paredes de aquella habitación.

Señor, nosotros creemos que lo mejor sería buscar este materia en planetas 'aliados'. La tierra, por ejemplo. Es sabido que allí se encuentran unos de los mejores científicos. Podría se de mucha ayuda.- Dijo uno de los miembros del consejo. Esta ya era la cuarta sugerencia que le hacían. El rey había rechazado las anteriores. "ojala esta sea de su agrado".

Tienes razón, ellos son unos de nuestros tantos planetas. En este momento mandare a unos soldados de confianza.- Dio media vuelta y se dirigió a uno de los ahí presentes- Tu, ve y busca a Bardock y a Nappa. Diles que vengan de inmediato.

Si…si se…señor- Tartamudeo este para luego retirarse.

En el ala de entrenamientos se encontraban muchos guerreros de alto rango, hasta que fueron perturbados por los gritos de un simple clase baja.

Bardock, Nappa, vengan- gritaba el soldado despavorido por estar en un lugar con 20 Saiyajins no muy contentos. –El rey desea verlos inmediatamente ¡ES URGENTE!

Los mencionados, se miraron y luego salieron volando a toda velocidad del lugar. Cuando llegaron a la sala real, hicieron la reverencia en señal de respeto, para luego recibir las indicaciones dadas por su majestad.

Les tengo una misión muy importante- dijo R. Vegeta volteándose para observar a sus mejores guerreros .Luego de una pausa agrego- Irán a la tierra. Como saben es uno de nuestros planetas aliados. Quiero que me traigan a sus mejores científicos, sin demoras. No tenemos mucho tiempo, la guerra se aproxima y es necesario tenerlos aquí.

Los dos saiyans se miraron muy sorprendidos y al instante asintieron. El rey continuó

Bien, en el ala de despegue están sus naves preparadas. No hay tiempo que perder. Entendieron?- Los soldados volvieron a asentir –Bien, entonces ¡VAYANSE!- grito el supremo y ambos salieron volando a toda velocidad del lugar.

Cuando llegaron a donde se encontraban sus naves, notaron que todo estaba listo.

Nos encontraremos en la tierra Bardock.- Dijo Nappa subiendo a su nave.

Así es- Le contesto este, abordando la suya.

Y las naves salieron disparadas de lugar en dirección a la tierra.

El viaje duraría 2 días, cosa que le hubiese gustado al rey que fuera en menos tiempo, pero como se ha mencionado, su tecnología no era del todo buena. Luego de este viaje, eso cambiaria.

No era del agrado de ninguno de los dos viajar a un planeta con gente tan 'débil e insignificante' pero todo era por el bien de su mundo y ahora lo necesitaba.

Luego del tiempo suficiente para llegar a ese 'odioso' lugar, las naves chocaron la tierra causando un poderoso estruendo. Los guerreros salieron de ellas .A pesar que desde su primera visita las cosas habían cambiado, para aquellos hombres seguía siendo un planeta insufrible con puras sabandijas.

Aun recordaban esa conquista. Algo que no fue difícil debido a la debilidad de aquella raza. Se suponía que era una alianza. Eso creía el soberano y todos los terrícolas. Para los Saiyajin era distinto, para ellos este era solo no de los tantos planetas que estaban a su merced. Uno de los tantos que utilizaban para sus beneficios y que pocas veces, o ninguna, brindaban algo. Obviamente esto no les salía nada fácil.

En fin, como para el superior esto seguía significando una tregua (además de que sabían los que les convenían) los complacerían en lo que necesitaran. Claro que si no lo hiciera, tendrían que pagar las consecuencias. Sin perder más tiempo se dirigieron hasta el.

Llegaron a un lugar lujoso, pero no tanto como era su palacio real, eso era notable.

Al entrar, unos guardias intentaron cerrarles el paso. Era evidente que no los conocían. Esto los saco de sus casillas, solo con una esfera de Ki podrían destruirlos eso harían, solo que una voz los detuvo:

Alto-Retumbo en la sala-¡No les hagan nada!- y luego señalando a los guardias. -Déjenlos pasar.

-Esto no es nada fácil mi señora. Es muy difícil lidiar con todo esto, y no creo poder sola. Mi intelecto no bastará para construir todos esos artefactos que necesita.

-Lo sé Bunny, de eso precisamente quería hablarte- comento Liuna, la reina- Vegeta ha decidido traerte ayuda. Pronto la tendrás. Creo que sabes que él confía en ti. - Las palabras de la reina del planeta Vejetaseí la habían hecho sentir presionada. Se podría decir que su raza, en parte, dependía de ella; o era lo que Bunny en ese momento sentía. Era evidente que necesitaba ayuda y pronto.

Bien. Este es el primer capítulo. Trataremos de actualizar lo más rápido posible. Tiene que ser pacientes, pero lo importante llegara. Esperamos, continúen leyendo esta historia que nos ha gustado tanto escribir.

Nos leemos