Capítulo 3: el inicio de la batalla

La noche había pasado tranquila e hipo empezaba a despertar porque sentía algo húmedo en la cara.

Hipo: (abriendo sus ojos se pone muy feliz porque lo primero que ve es Astrid que estaba sobre su cama).

Astrid: buenos cariño.

Hipo: buenos días mi amor (mientras acariciaba su cara) me alegra saber que eres lo primero que veo en la mañana y la última al dormir.

Astrid: gracias (mientras acerca su cara para besarlo y lo hace)

Hipo: (disfruta el beso apasionadamente).

Sin saber que estoico subía las escaleras para llevar le el desayuno.

Estoico: (se quedó inmóvil al ver como hipo besaba a Astrid en su cama).

Hipo: te amo Astrid.

Astrid: yo también te amo hipo (en ese momento voltea y ve a estoico que los observaba sin decir nada). Estoico (nerviosa porque los había visto).

Estoico: hola Astrid pero que haces en mi casa (disimulando porque él sabía que venía a visitar a hipo).

Astrid: este esté (nerviosa)

Hipo: (ve Astrid muy nerviosa para responder así que se levanta de su cama y dice) no nada papa es que Astrid me trajo el libro que le preste.

Estoico: un (con sospechas) estás seguro no hay nada más.

Hipo: seguro.

Estoico: bien de acuerdo pero venía a decirte que estará ocupada en el gran salón llaqué es la junta de jefes de todas las islas así que te veo después (se va de la casa).

Hipo: está bien más aliviado porque su padre se fue.

Astrid: eso estuvo cerca.

Hipo: si es cierto.

Astrid: hipo gracias por defenderme.

Hipo: yo siempre te defendería ( le da un beso).

Astrid: debo ir a casa pero nos vemos en la plaza de acuerdo.

Hipo: está bien te veo hay.

En ese momento Astrid se va de la casa e hipo se cambia por ropa nueva mientras chimuelo se despierta.

Chimuelo: (viendo a hipo)

Hipo: a ya despertaste amigo pero yo tengo algo que hacer así que después volamos te parece.

Chimuelo: (moviendo la cabeza de arriba abajo en aceptación).

Hipo: yo tengo que irme pero si tienes hambre en la cocina a algunos pescados (mientras se iba de la casa).

En ese momento hipo se dirigía a la plaza cuando llego vio a Astrid sentada en un banco y se acercó por detrás de ella.

Hipo: (pone sus manos el los ojos de Astrid) quien soy.

Astrid: un no lo sé tal vez hipo.

Hipo: (se sienta en la banca) correcto y me alegra verte.

Astrid: si a mí también me da gusto verte pero quiero que me respondas algo y quiero oír la verdad como mi novio.

Hipo: novio (se sonroja).

Astrid: si lo estuve pensando y creo que después de nuestra cita deberíamos ser novios tu que dices.

Hipo: me encantaría (en ese momento estaba tan contento que beso a Astrid apasionadamente mientras acariciaba su rostro) pero una pregunta les decimos a nuestros padres.

Astrid: bueno si me gustaría decírselos pero esperemos un poco.

Hipo: está bien que te parece si damos un paseo.

En ese momento los dos se fueron hacia la punta del mirador de berk donde todo el mar se veía.

Hipo: (observando el océano) como me encanta estar contigo.

Astrid: a mí también me gusta estar con tigo (mientras lo besaba y se abrazaban).

Hipo: (estaba besando a Astrid cuando un sonido llamo su atención)

Astrid: (termina el beso) hipo oíste eso.

Hipo: si mira (en el cielo una bola de luz y una bola azul huían de una sombra oscura y maligna) vamos a ver qué pasa.

Astrid: vamos.

En ese momento ambos vikingos se dirigían a las catapultas cuando llegaron se sorprendieron al ver a estoico.

Hipo: papa que haces aquí (sorprendido) pensé que estabas en la junta.

Estoico: luego te explico hijo pero ahora que es eso.

Astrid: no lo sabemos.

En ese momento la sombra estaba a punto de alcanzar a la bola de luz y la bola azul en ese momento el collar de hipo y Astrid brillo como si fuera un mensaje de auxilio e hipo y Astrid sintieron que tenían que ayudar.

Hipo: papa tenemos que ayudarlos a la oscuridad los alcanzara

Estoico: estas seguro.

Astrid: por favor señor tiene que hacer algo.

Estoico: un (pensando) de acuerdo muy bien carguen la catapulta (como un cañón la catapulta le disparo tres rocas pero no le hiso ningún daño.

Hipo: no le hace daño (en ese momento recibe un mensaje del collar diciéndole hacen los collares juntos y digan por el poder del sol y la fuerza de la luna decide hacer lo que el collar le dice y toma la mano de Astrid).

Astrid: que sucede (sus collares se iluminaron)

Hipo: Astrid cuanto cuando cuente tres tu dirás por el poder del sol y yo diré por las fuerzas de la luna.

Astrid: de acuerdo.

Hipo: uno, dos y tres.

Astrid: por el poder del sol.

Hipo: y las fuerzas de la luna.

En ese momento con sus dedos apuntaron a hacia la sombra y un rayo de luz la derribo.

Hipo: funciono.

Astrid: sí.

Estoico: pero que paso ( en ese momento el ve a la bola de luz y la bola de luz azul) que impactaron en el centro del pueblo) tenemos que ver que paso.

Los tres salen corriendo asía donde había impactado y llegaron todas las personas se habían reunido en ese lugar.

Estoico: que está pasando (todo seguía cubierto de humo).

Cuando por fin se fue la niebla vieron a la bola de luz y la bola de luz azul cuando la bola de luz se transformó en una hermosa mujer con un vestido dorado estilo imperial y la bola de luz azul se transformó en un anciano sabio con ropa que demostraba su sabiduría.

La mujer: saludos jóvenes vikingos mi nombre es Hilda la madre de hipo.

El anciano: saludos también y mi nombre es leander abuelo de Astrid.

Hipo y Astrid ante sus ojos estaba su mama y su abuelo cuando usaron magia para salir de ese agujero que hicieron al impactar.

Estoico: no puede ser (al ver a su difunta esposa se llenó de recuerdos y lágrimas).

Hilda: estoico (se llenó de alegría al ver de nuevo a su esposo y corío a abrazarlo).

Estoico: Hilda no sabes cuánto te extrañe.

Hilda: yo también te extrañe (en ese momento se separa y ve a su hijo)

Hipo: mama eres tú.

Hilda: si hijo soy yo (lo abraza)

Hipo: mama no sabes cuánto te extrañe (mientras una gran sonrisa se le escapaba).

Hilda: (se separa y se pone frente a Astrid) así que tú eres la a afortunada.

Astrid: afortunada (desconcertada en ese momento Hilda usa telepatía y le dice: la novia de mi hijo Astrid en su mente se sonrojo y le dijo como lo sabe y le respondió: te vengo observando desde hace un tiempo y siempre supe que terminarían juntos Astrid le dice en su mente por favor no le diga a nadie y le responde: de acuerdo.

Leander: Hilda sé que extrañas a tu familia pero recuerda que vinimos por un propósito.

Hilda: es cierto.

Estoico: propósito cual propósito (desconcertado).

Hilda: es una larga historia pero mejor vamos al gran recinto.

Todos salieron como un rayo hacia el gran recinto porque querían saber cuál era su propósito y llegaron.

Hilda: bien les contaremos nuestro propósito desde el inicio del universo la oscuridad dominaba todo a su pasa pero un día los dioses al ver esto eligieron a dos elegidos con cualidades nobles y el arma más poderosa contra la maldad el amor los jóvenes tuvieron que hacer grandes cosas pero después de reunir el talismán de merlín y llenar de la energía de las construcciones humanas de paz y respeto lograron vencer a la oscuridad pero un poco de esa oscuridad logro escapar y volvió más fuerte de lo que era.

Leander: y por eso solo los portadores del collar del sol y la luna vencerán uniendo la energía en el talismán.

Hipo y Astrid miraron sus collares y se dieron cuenta de eran los elegidos para derrotar a la oscuridad.

Hipo: no puede ser Astrid y yo somos los elegidos (impactado).

Hilda: si así es pero debemos empezar su entrenamiento para que puedan derrotar a la oscuridad.

Leandro: bueno vallamos al bosque (en ese momento hiso un hechizo y tele transporto a hipo y Astrid al bosque).

En ese momento al otro lado de la isla hipo y Astrid se tele transportaron al bosque.

Leander: ven hijo de la luna (hipo se acercó)

Hipo: si señor

Leandro: bien practiquemos magia individual

En ese momento hipo y Astrid practicaron por todo la tarde los conocimientos de la magia cuando se hiso de noche.

Hilda: bien están listos mañana iremos por la energía bien pueden irse a su casa (dice un hechizo y los tele transporta a sus camas).

Hipo estaba en su cama cuando siente que alguien lo abraza era Astrid.

Hipo: Astrid que haces en mi cama.

Astrid: es que tengo mucho miedo de que la oscuridad venga por mi podría dormir contigo.

Hipo: Astrid si puedes dormir conmigo y no voy a dejar que te pase nada (la besa apasionadamente) buenas noches.

Astrid: buenas noches cariño.