Jim´s Pet

[Star Trek]

Nota: los personajes de Stark Trek no pertenecen, este fic es sin ánimo de lucro.

Luchemos contra el plagio entre más seamos, más se escucharan nuestras voces, no dejemos que personas inescrupulosas se lleven nuestro trabajo… propuesta liderada por Katrinna Le Fay y adoptada por Luna Shinigami.

Si el fic no es de tu agrado, no te gusto el final, el comienzo o las notas de autor, no te gustan los personajes, ni te agrada la autora, por favor, a riesgo de ser grosera, no comentes, pero si tienes una crítica constructiva decente, soy toda oídos.

Atentamente Luna Shinigami

[Drabbles de Universo Alterno]

Los vulcanos son una raza superior.

O al menos eso creía los propios vulcanos hasta que vieron desaparecer su planeta por la ira de un Romulano.

Su vida se había desquebrajado.

En muchos lugares del espacio, ahora en una raza protegida y debidamente conservada.

En otras, ahora serian mascotas invaluables debido a la escases de ellos.

Jim se crio en la tierra, y debido a la valentía de su difunto padre, le otorgaron a su poder una mascota.

Una mascota Vulcana.

Un hermoso niño de cabellos negros y ojos inmensos, piel extremadamente blanca y sangre verde.

Orejas puntiagudas.

Jim amaba esas orejas puntiagudas porque cuando las tocaba, su mascota Vulcana se iba hacia atrás, verdeando su bello rostro.

Spock.

Su niño vulcano, su mascota.

Suyo.

Pocas cosas había tenido Jim en la vida, una madre ausente, un hermano aun más ausente y solo se sintió acompañado cuando a la edad de 10 años llego a sus manos Spock.

No muestra sentimientos porque los vulcanos no lo hacen.

Pero sabe que su piel se eriza cuando lame o besa sus orejas.

A veces Jim es demasiado agresivo en demostrar sus sentimientos, y trata de que Spock lo acepte.

Cuando no lo hace enloquece de celos, de dolor y de rechazo y sale a buscar hombres y mujeres que suplan en la cama lo que Spock no puede darle y él no se ve obligándolo a recibirlo, aun cuando puede hacerlo.

Es su derecho.

Aún recuerda cuando llego a su casa, su madre lo traía con el capitán Pike, atado de manos y con un collar negro en su cuello.

Se veía como un animalito asustado, pero era su animalito asustado. Le encanto desde el primer día que le vio.

Le encantó la idea de hacerlo rabiar, y nunca lograrlo.

También le encantaba la idea que era suyo y nadie más podía tocarlo o seria seriamente herido o sin alguna parte de su anatomía.

Le encantaba su fuerza y le encantaba su lógica.

Le encantaba todo en Spock.

Le encantaba verlo dormir en una cama cercana a la suya, hasta que lo obligo a dormir en su misma cama.

Adoraba verle ponerse rígido a la hora que lo abrazaba y le besaba las sexis orejas.

Pero más allá de sus toques imprudentes de pre adolescente, jamás llegaba a poseerlo completamente. Para un rato en la cama cualquier puta o puto. Cualquier rato en un bar, un gozo en las piernas ajenas.

Spock a pesar de ser su mascota no era cualquiera.

Spock fue un príncipe en su tierra, un hijo mestizo, Spock se merecía una primera vez con velas y rosas.

Spock no se merecía un sucio catre o un baño de un bar.

Spock seria suyo, y lo marcaria para que todos se dieran cuenta, de cómo Spock le pertenecía por siempre al futuro Capitán de la flota estelar.

Continuara

Esta es una serie de Drabbles, de la vida de Spock como mascota de Jim, voy empezar desde que Jim y Spock tienen 14 años. Obviamente Spock es sumiso, con su carácter o no sería Spock xd.

Espero que les haya gustado! Y son pequeños drabbles de no mas de 700 palabras.