Hola!

Prometí que actualizaría hoy y estoy cumpliendo.

Reconozco que es solo un omake, pero mi abuelo está hospitalizado y no he tenido cabeza para nada... es la primera vez que hago un omake así que espero que les guste.

.

.

OMAKE: RODEADO DE PERVERTIDOS.

Naruto no estaba contento, no señor. No se había dado cuenta antes, pero ahora que lo pensaba Ero-Sennin había sido capaz de perseguirlo aún cuando había usado su mejor jutsu, por lo menos en el caso de pervertidos.

Eso no se iba a quedar así, si en la otra línea temporal era capaz de conseguir que lo entrenara con ese jutsu ahora las cosas no tenían por qué ser de otro modo. Él le mostraría que cuando se trataba de jutsus para pervertidos siempre conseguía lo que quería.

Ya había buscado al pervertido por las aguas termales y al no encontrarlo se dirigió a la torre Hokage, su segunda opción.

Había dejado un clon en la Academia por mientras él se dedicaba a buscar a su víctima… digo futuro sensei. No pensaba dejarle toda la diversión a un clon, cuando se trataba de una broma lo mejor era que fuese él, el verdadero. De esa forma no tenía que esperar a que el clon desapareciera para saber lo que paso.

No había ido de forma directa hacia la torre Hokage, dio un pequeño rodeo hacia la sala Ambu para dejar un regalito.

Una risita se le escapó. Ya podía ver lo que ocasionaría. Jejeje…

Como era lo habitual en él, entro por la ventana y ahí estaban los dos; sensei y alumno.

– ¿Ese soy yo? –Preguntó cuando vio en la bola de cristal a su clon de la Academia durmiendo.

El Hokage lo miró y luego a la bola de cristal.

– ¿De nuevo saltándote las clases Naruto-kun? –Le preguntó con un suspiro el Hokage.

–Tengo una buena razón jiji. –Naruto tomo asiento y se dispuso a esperar. Podía sentir que todos lo miraban con curiosidad.

– ¿Qué esperas Naruto-kun? – Sarutobi tenía que preguntar a la vez que trataba de buscar en el rubio algo que le indicara que era mayor de lo que aparentaba… sin encontrar nada. Jiraiya solo estaba apoyado en la pared mirando a su futuro alumno. Su instinto le decía que tenía que quedarse o se arrepentiría por el resto de su vida. Los dos Ambus por el contrario no querían estar ahí, cuando ese chico estaba presente solo quería decir una cosa: Problemas… y no se equivocaron.

Lo primero que sintieron fue el instinto asesino y luego se presentaron en la oficina ocho Ambus, solo que estos se encontraban naranjas… de pies a cabeza con pintura naranja.

Primera parte del plan… completo.

–Naruto… –El Hokage empezó, solo que fue interrumpido cuando su oficina fue inundada con cabezas rubias y luego eso…

Haremu no Jutsu (Jutsu: Harem) – Rubias con dos coletas bajas y desnudas… unos pechos que si el Hokage estaba en lo cierto solo podían pertenecer a una persona…

–Tsunade… el paraíso…

Naruto se rió. Se rió tan fuerte como pudo.

A su alrededor Jiraiya, el Hokage y cada uno de los Ambu estaba en el suelo y sus narices todavía estaban llenando de sangre la habitación.

–Konoha está llena de pervertidos Jajaja… –Luego tomo una gran cantidad de fotos… algún día le podrían servir… estaba seguro que la mayoría de esos pervertidos no le gustaría que Tsunade se enterara…– Ramen gratis Jejeje…

.

.

Prox cap: sábado 07 de mayo... esperemos que antes.

¿Reviews?