DEDICO ESTE FIC A TERESA.

DISCLAIMER: NO, LOS PERSONAJES NO SON MIOS... ¿NO LO SABÍAS? O.o

"NO SOY NADIE"

CAPITULO 4: APARENTANDO.

Al entrar en la enfermería Dumbledore se queda quieto con un aire misterioso en su mirada. La verdad es que le tengo mucho respeto y no sé si podré negar que sé lo que pasó en realidad. Al lado de él y después de que Harry y Hermione asomen la cabeza, para cotillear seguramente, aparece Ron con el semblante entre asustado y sorprendido.

¿Por qué me miras así hermanito? ¿No crees que me haya intentado suicidar, verdad?

Le devuelvo una mirada inocente, como quien no sabe de qué va la cosa. Él parece relajarse por que sonríe y se acerca hasta mi cama. Nos miramos unos segundos a los ojos y tras un movimiento torpe Ron me abraza.

¿Acaso tuviste miedo de perderme?... lo dudo...

Alzo las manos un tanto lentamente, de repente noto un calambre extraño en el brazo donde me corté, y le abrazo a él por el cuello mientras cierro los ojos. Me encanta que mis hermanos me abracen, me siento tan segura, como si nada pudiera hacerme daño... pero, ellos jamás me abrazan, los abrazos no son cosas de hombres, no saben que yo necesito cariño, que con tanta gente en casa ignorándome me siento sola...

- ¡Ey Gin!- dice en voz baja al lado de mi oído- me preocupaste.

Cuando abro los ojos Ron se aparta de mi y se echa a un lado para dejar espacio a Dumbledore que se pone delante de mí y coge mi muñeca herida entre sus manos, observándola.

¿Qué pretendes con eso? ¿Crees que la herida te va a hablar y va a contarte todo lo que sucedió? Mpf...

La mira unos momentos aunque a mi se me antojan minutos, y vuelve a dejar mi mano sobre la cama, como si pudiera romperse cual figurita de cristal.

- Señorita Weasley, ¿Qué tal se encuentra?- sonríe el director.

- Pues... un tanto confusa, señor- respondo vagamente.

- ¿Confusa, por qué?- ladea la cabeza mientras espera mi respuesta.

- Bueno, por que no se cual es la razón de que me encuentre en la enfermería, para empezar. Y además no sé por que ha venido usted a verme...

... teniendo en cuenta que cuando me atacó el basilisco "usted" me mandó a la enfermería y ni si quiera pasó más tarde a verme ni me preguntó qué tal me encontraba después de aquello que aunque usted no lo crea fue horrible...

- Yo he venido a verla, señorita, por que las circunstancias en las que los Ravenclaws la encontraron me tienen muy preocupado.

- Ah...- silencio incómodo... he de decir algo...- ya me explicó la profesora McGonagall eso... pero aún no entiendo... no recuerdo.- pongo cara de "no sé nada" que me sale peor que la de "soy inocente" pero funciona bastante.

Ron nos mira intermitentemente a mí y al profesor Dumbledore, se le ve nervioso, probablemente tiene ganas de preguntar si es cierto que esa cicatriz es un lindo "intento de suicidio" o una estúpida herida que se hizo su estúpida hermana.

La señora Pomfrey parece no soportar el silencio que hay de repente en la enfermería por que comienza a mover botes de cristal que hacen bastante ruido, sacándonos a todos de nuestro sopor momentáneo.

- La verdad es que, señorita Weasley, no hay por qué preocuparse, solamente queríamos saber si había ocurrido alguna nueva pelea entre Gryffindors y Slytherins, para castigar a quienes la habían dejado así, pero si no recuerda nada, no puedo castigar a nadie- dice, sin parar de sonreír, el director- creo que deberíamos dejar descansar a la paciente. Ron, por favor acompáñame fuera, profesora McGonagall venga a mi despacho en cuanto pueda, gracias.

Pone una de sus manos en el hombro de Ron, para dirigirle a la puerta, lo que deja ver de manera evidente que Ron quería preguntarme algo más, pero no le estaba permitido "por orden del director".

Casi hubiera preferido que me hablaran de lo que sospechaban.. si he intentado suicidarme y no lo recuerdo debería ser informada, al menos... ¿no?

Cuando los tres terminan de cerrar la puerta la señora Pomfrey vuelve mientras murmura para el cuello de su camisa cosas que en otro momento habría intentado escuchar pero que ahora no tengo ganas de saber.

Bien, volvía a estar donde antes, si no era aún más atrás. Ahora seguramente vigilarían si hacía algo raro o no para resolver el "misterio" de la marca en la muñeca. Bueno... bien podía aguantar un tiempo más... si había aguantado 14 años viviendo mi mierda de vida bien podía seguir un par de semanas más hasta que la cosa se calmara.

Aunque... ¿para qué engañarme? Seguramente Dumbledore le diría a mi hermano que no me dejara sola y que echara un ojo a lo que hacía. Tal vez incluso le diera por hablar con mis compañeras de habitación, compañeras, que no amigas, para que también me vigilaran... pero, en unos días comportándome como siempre volverían a tratarme como una sombra... quizás ni siquiera tendría que esperar una semana para volver a intentar suicidarme.

¿Por qué el mundo quiere que siga viviendo una mierda de vida? ¿Es que acaso la gente se divertía ignorándome? ¿Tiene que haber personas a las que ignorar y de las cuales reirse, solo por diversión? Y... ¿por qué tengo que ser yo una de esas personas?

No es justo... me gustaría vivir como Hermione, o como Parvati... tal vez ¡hasta preferiría ser Pansy! Ella es... torpe, es gorda, pero aún así la gente la saluda por los pasillos y la tratan con respeto... por lo menos en sus narices...

Quisiera dejar de ser una sombra... quisiera dejar de ser nadie...

Dedico este fic a Teresa, por que aquí Ginny me recuerda mucho a ella (de hecho al leerlo te darás cuenta de que Ginny dice frases tuyas...) y quiero decirte que eres alguien única y especial y que no hay nadie como tú. Nadie te lo dice, lo sé, pero aquí estoy yo para recordártelo.

Y todas esas personas que han dejado reviews ^_^

BeSoS

PiRRa