Hola a todos, llego con un nuevo fic que espero le agrade a la mayoría c:

-Resumen: Lucy, lo dejaste todo. Abandonaste todo por aquel mal entendido, tu hogar, tus amigos, tu magia. ¿Que se puede hacer? Encontraste la casa de la Bruja ¿Sabías que existen las Witch Slayer? Ahora eres una de ellas. Ven, te llevaré a mi gremio. Nosotros somos un gremio de sicarios.

-Autor: SuzyFei09

-Declaimer: los personajes pertenecen a Hiro Mashima, si fueran míos hace rato que Natsu declararía a Lucy como suya.


Witch Slayer

.

..

Prólogo

Sus pies pesados se arrastraban por el camino. Su boca exigía por agua. Su cuerpo necesitaba descansar.
Cerca de seis días que no había parado de viajar, alimentándose y descansando por el camino, pero hacía un día que no lo podía hacer. Estaba entre la mitad de dos ciudades y aún quedaban unas cuantas horas para llegar a la próxima. Lamentó no haber tomado el tren, pero carecía de dinero. Se lamentó de no ser cuidadosa, dejando que los animales salvajes devoraran su comida.
Casi pierde el equilibrio por una pequeña piedra. Anhelaba sentarse, si seguía así no duraría para llegar a su destino.
Apoyó su espalda contra el cuerpo de un gigantesco árbol. Sonrió con pesadez cuando escuchó una bandada de pájaros pasar por entre las copas de los árboles. Si no se sintiera tan mal, la felicidad no duraría en llegar en ese momento, pero su cuerpo y corazón le impedían disfrutar de su reciente libertad.

—¿Qué irónico, no? — Comenzó diciendo entre susurros—. Quien diría que al final terminaría escapando de mi casa por segunda vez.
Deseaba llorar, gritar, golpear a alguien; pero se contenía. Se odiaba a sí misma por lo que había hecho. Se odiaba así mismo porque todos la odiaban.
Encogió sus piernas y escondió su rostro en ellas. Nuevamente formó una sonrisa cuando recordó.

Las miradas de ira y tristeza carcomían lentamente su frágil persona. Algunos estaban tan asombrados que solo se dedicaban a mirarla como en estado de shock, como era el caso de su pequeña compañera Dragon Slayer, Wendy. Su respiración agitada, su frecuencia cardíaca alterada, el sudor correr por su frente; ya no lo aguantaba.
Tenía una apariencia deplorable. Sus cabellos enmarañados por los jalones de pelo y la suciedad recorrer su piel por las caídas, el recorrido de las lágrimas por sus mejillas. Nunca nadie pensaría que la princesita se Fairy Tail era ella.
Sus compañeros, ajenos a la penosa condición en que se encontraba su dulce amiga, la miraban con desprecio y rechazo. Y eso era lo que más le dolía, que no encontraba ninguna mirada de conmiseración hacía ella. Se paró con lentitud, adolorida por las magulladuras que recorrían su tersa piel y forzosamente paso su mano por la comisura de los labios, limpiando el rastro de sangre que caía por ellos.

—Fue un accidente —Dijo con su voz entrecortada.

—¿Aún te atreves de decir que solo fue un accidente? —Escuchó por ahí. Sonrió con pena, era la adorable Mirajane.

—Fue un accidente— Repitió nuevamente.

—¡Cállate! —Escuchó de la misma albina.

La vio tensarse. Era obvio que solo quería utilizar su magia para dañarla y así ser parte de los golpes profesados por sus otros compañeros. Pero aun así se contenía ¿Por qué?

—Solo fue…

Su mejilla ardió, su cara estaba ladeada hacia la izquierda por el impacto. Miró a la persona que le había asestado el golpe. Se sorprendió al ver el rojo escarlata. Erza lloraba, como nunca la había visto. Erza sufría por haberla golpeado, pero sufría aún más por lo que había hecho la rubia.

—Erza…

—¡Vete! No quiero verte. Y yo pensaba que tu…

No pudo más con sus lloros, que al pasar de los segundos se hicieron más fuertes. Su compañero de hielo Gray cogió a la apodada Titania y se la llevó, sin echarle un vistazo siquiera a ella.
Lucy buscó con desesperación aquella mata de cabellos rosas. El confiaba en ella ¿No? Eran amigos, él le creía. Cuando lo ubicó lo vio con una profunda mirada de tristeza y dolor, lo llamó con énfasis, pero él no respondió. Y Lucy cayó en cuenta de que ya no tenía a nadie. Ni siquiera la persona que más amaba en el mundo.

Lucy comenzó a reír con amargura, agarró su cabeza y pronto aquella tétrica risa se transformó en terribles quejidos. Ya no quedaba nada de la cuerda Heartfilia.

—Está bien— Dijo calmada—. Nadie me cree, y tienen razón. Hice daño a una de las suyas, pero no me retractaré por ello, fue un accidente y aun me queda algo de orgullo—. Decía asustada, miró al hombre que permanecía frente a ella—. Sáquela.

Macarov sabía de lo que hablaba la rubia, y al parecer había sido uno de los pocos que la había captado. Los que entendieron se sorprendieron, y los que no, solo podían creer que Lucy se había vuelto loca. La lamentable figura de la chica alzó su mano derecha. El viejo maestro la observó dolido, a pesar que Lucy había hecho daño a otro de sus compañeros y el código de Fairy Tail condenaba por ello, él no quería hacerlo. Consideraba a la rubia como una de sus más preciadas hijas. Por nada del mundo quería sacar la marca del gremio de la chica.
Lucy se exasperó.

—¡Le he dicho que la saque! —Gritó.

El maestro se tensó. Y con extrema dulzura cogió la mano de la chica, esperando que algo sucediera para no hacerlo. Pasaron segundos y lentamente, con sufrimiento, realizo el conjuro para que la rosada marca desapareciera. Lucy soltó un gemido cuando ya no estaba.
Con lentitud se acercó a su ahora antiguo compañero.

—Mira Natsu, ya no tengo la marca — Dijo haciendo recordar el mismo día en que la chica había ingresado a Fairy Tail y la marca había aparecido en su mano derecha.

Volvió en sí cuando sintió remover sus cabellos por la brisa del bosque. Lo había perdido todo. Y lo único que le quedaba era el dolor de haberlo dejado todo.

.

.

.


¿Y como quedó el prólogo? Siento que quedó algo triste, pero tenía que empezar así para que se desenvolviera bien el resto de la historia. Espero que les haya gustado, me alegraría mucho si así fuera. También decir que a medida pasen los capítulos se enterarán de todas las cosas que desencadenará la historia y estará bastante interesante.

Agradeceré comentarios, críticas constructivas, etc.

Nos vemos en un próximo capítulo.

Se despide SuzyFei09

.