HOLA! SOY NOVATA EN ESTO, ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBO (QUE ESCRIBO CUALQUIER COSA, NO SOLO FANFICT, NUNCA ESCRIBI UNA HISTORIA), OJALA QUE LES GUSTE! SALUDOS A TODOS :D


CAPITULO1

No podía parar de pensar... No entendía lo que le pasaba, comparado con lo de Shotaro, era totalmente diferente… Diferente a lo de antes, y a lo de ahora. Aunque también pensaba en él, las emociones que sentía no eran iguales.

Hacía ya mucho que la filmación de B.J. había terminado, uno o tal vez dos meses, desde ese momento no pasaba tanto tiempo con él, y lo estaba extrañando. Claro que se veían en los pasillos de LME, pero las palabras no pasaban de más de un saludo, un "cómo te ha ido", o un "qué haces por aquí"… Pero se ponía nerviosa, el solo verlo caminar hacia ella le ponía los nervios de punta… Porque lo deseaba… Lo extrañaba… Quería abrazarlo, pero no podía… Las palabras no salían de su boca y el momento pasaba muy rápido, claro que Tsuruga-san siempre está ocupado… Pero se sentía aliviada de que se aleje, solo por un momento porque enseguida podía sentir como se estrujaba su corazón, queriendo tenerlo cerca…

Estaba confundida… Y no podía parar de pensar en que hacer…

Debía hablar con él y sacarse esta angustia… O no valía la pena, arruinaría la relación sempai - kohai que tenían y no volverían a hablarse… Después de todo Kyoko sabía muy bien que él estaba enamorado de una chica de preparatoria, él jamás se fijaría en una mujer común y sin ningún atractivo como ella… Y aún así, le había dicho que en ese momento de su vida no podía permitirse esas distracciones…

Pero pensaba que aunque hablando con el no podría nunca aclarar su corazón del todo, porque hace poco había tenido un encuentro con ese tipo idiota, y había terminado aún más confundida, que era lo que había cambiado? no sabía… Pero aunque todavía sentía un profundo odio, la sensación había cambiado.

Estaba sofocada en ese traje. Era una linda tarde de primavera, y hacía algo de calor. Ese día le había tocado trabajar en Kimagure Rock como Bou. Por suerte su trabajo había terminado, aún tenía que esperar por las indicaciones para la transmisión de una edición especial por los 100 programas asique salió del pollo y volvio a ser Kyoko.

Quería despejar su mente. No le era posible trabajar tranquilamente de esa manera, asique fue a la terraza del canal, se acerco a la baranda y miro hacia el precipicio…

Allí estaría ella sola con el viento. Eso es lo que ella creía. No sabía que dos ojos sorprendidos por su presencia la estaban mirando.