Bueno hola a todos! estoy feliz de poder publicar este nuevo capítulo luego de tanto tiempo. Primero que nada sé que muchos lectores lo han abandonado debido a que tardé mucho, pero los que aún los leen solo puedo disculparme y agradecerles. No quiero mentir, si no he actualizado no es porque no tenía tiempo, al contrario. Lo que sucede es que no sabía como continuar la trama pero hoy la inspiración volvió y decidí escribirlo antes de que me olvidara.

Disclaimer: Los personajes de Naruto no me pertenecen.

Advertencia! : Este capítulo contiene lemon explícito.

Aclaraciones del fic:

-Hablando, situaciones u objetos llamativos

-Pensando, frases del pasado de cada personaje

Capítulo 3 : Hanabi Hyuga

-Que situación más irónica, ¿verdad Hiashi? -el líder del clan apretó los dientes y emitió un ligero gruñido.

-Uzu... -Naruto elevó una ceja- Naruto-dono, ¿sabe por qué está aquí? -preguntó corrigiéndose. Era costumbre del clan tratar con respeto a los pretendientes de la heredera.

-Si no lo supiera ya lo habría preguntado, señor -enfatizó con desprecio la segunda palabra y luego tomó un sorbo de su taza de té. Hiashi comenzó a temblar de la rabia pero se contuvo cuando un sirviente se acercó para retirar su taza ya vacía.

-Entonces eso facilita mi duro trabajo. Sepa que estoy actuando en contra de mi voluntad al traerlo aquí, pero tengo entendido que usted es el más cercano a mis hijas de todos los pretendientes.

-¿Eso significa que ellas no saben nada? -preguntó preocupado. Hiashi asintió con desgano mientras lo miraba con sus ojos blancos.

-No. Y déjeme decirle que ambas estan postuladas para el título de líder del clan Hyuga y... -Naruto elevó una mano para cortar en seco la explicación del hombre. Aunque eso era una falta total de respeto lo toleró.

-...solo podrá convertirse en líder la que tenga un esposo. Entiendo.

-De acuerdo -suspiró el padre de las Hyuga- ¿a quien de las dos elegirá? -preguntó con total curiosidad- quédese tranquilo que por el momento ellas no están aquí. Puede decirme su elección con total libertad -El rubio lo pensó un momento mientras sujetaba con fuera la capa del Yondaime.

Ambas eran excelentes opciones. Por su parte Hinata era amable, cariñosa, muy linda y tenía un cuerpo muy suculento. Por otro lado Hanabi parecía ser más directa, aunque también muy linda y tenía buen cuerpo. En la presencia de Naruto la menor siempre fue amable y tierna con él.

No, no tomaría una decisión tan pronto.

-Adiós -anunció de repente. Caminó hacia la puerta con la intención de marcharse.

-¿Qué? ¡Vuelve aquí! -exclamó Hiashi corriendo hacia el. Con una seña, dos Hyuga de la rama secundaria le impidieron el paso activando sus byakugan- ¡no te irás de aquí sin antes dar una respuesta!

-Hum -espetó Naruto- lo pensaré y después volveré -y con eso, desapareció en un brillo dorado de la habitación.

-¡Maldición!


-Neji, ¿tienes un momento? -una voz lo detuvo. Se dio media vuelta sorprendido de encontrar al muchacho.

-Claro Naruto. Ahora mismo tenía que encontrarme con Ten-Ten, pero creo que podemos hablar -Naruto asintió sonriente y le señaló un bar próximo.

Entraron y se sentaron en una mesa apartada de las demás. Neji y Naruto pidieron un vaso chico de Sake, no querían emborracharse tan temprano.

Después de un minuto de silencio incómodo, el rubio habló.

-Mira Neji, tengo un problema -el Hyuga asintió depositando el vaso en la mesa. Sus ojos se centraron en Naruto- hoy Hiashi me ha pedido que me case con alguna de sus hijas.

-Puedo imaginarme lo que viniste a pedirme. Es una difícil decisión -Naruto asintió sorprendido, Neji lo había leído como a un libro- ¿y quieres mi consejo?

-Exacto. Si te confieso la razón tengo un fuerte sentimiento con ambas. Es por eso que si elijo alguna temo arrepentirme -una risa suave lo confundió. Pero el sonrojo del Hyuga era aún más confuso.

-Bueno si yo tendría que darte mi opinión... -tomó el resto del sake de golpe y luego se puso de pie repentinamente- ¡debes ir por ambas amigo mío! ¡créeme que las he visto y cada una tiene sus encantos naturales y...!

-Neji... -el chico preguntó "¿qué?" pero luego se dio cuenta que todos los clientes lo miraban y que estaba llamando la atención. Muy avergonzado se volvió a sentar- volviendo al tema, ¿acaso las has visto... desnudas?

-¡Ejem! -carraspeó Neji sonrojado y luego asintió- no me malinterpretes, no es que sea un pervertido. Solamente me encontraba paseando por los baños termales una vez y... casualmente...

-Ero-Hyuga -Naruto comentó y luego comenzaron las carcajadas. Neji se enojó un momento pero el apodo era divertido después de todo- en realidad, no sé por qué, pero creo que debería conocerlas mejor. Ya sabes...

-Oh ya entiendo a qué te refieres ¡Picarón! ¡el sexo es la mejor forma de...!

-Emm, iba a decir ramen -otra vez, había quedado como un patético pervertido- pero en fin. Tienen muchas diferencias, no creo que acepten salir conmigo.

-En realidad sí lo harán. Y creo que Hanabi sería la mejor opción para empezar -le indicó Neji teniendo un sangrado de nariz. Naruto pestañeó dos veces confundido- creo que es hora de que te diga lo que tienes que hacer con ella. ¡Hoy amigo mío, perderás tu virginidad!

En ese momento Naruto se arrepintió de haberle pedido ayuda a Neji. La mirada de los clientes del bar era mucho para su reputación como un nuevo Jounin.


Caminaba por las tiendas eligiendo posibles atuendos para seducir a su nuevo sensei. Pasaba por tiendas normales hasta tiendas eróticas, donde las prendas de vestir exponían demasiado del cuerpo de quien lo usara. Pero uno en particular le llamó la atención y cuando acercaba su cara a la vitrina una mano en su hombro la sobresaltó.

-¡Kyaa! -exclamó asustada pero se relajó cuando vio la hermosa sonrisa de Naruto Uzumaki- ¡Sensei! -lo abrazó con fuerza apretando su cuerpo a propósito con el de él para excitarle.

Y, casualmente, lo logró. Alzó la mirada y se encontró con las mejillas completamente rojas y un pequeño sangrado de la nariz de su sensei. Volviéndolo a abrazar y apoyando su zona inferior contra la suya pudo sentir algo duro apretando su pantalón.

-Escucha Hanabi-chan. Necesito decirte algo -comentó Naruto liberándose suavemente del abrazo y tomando los hombros de la joven. Luego la miró a los ojos.

-¿Naruto-sensei? -el chico negó con la cabeza ante la evidente mirada de la joven.

-No aquí. ¿Tienes algún lugar en el que podamos hablar en privado? -preguntó mientras el corazón de la chica se llenaba de emoción. Asintiendo tomó la mano de Naruto y lo llevó con rapidez a su casa.

Corriendo hacia la puerta aún con la mano jalándolo se detuvo en seco. Naruto jadeó por el esfuerzo.

-Por aquí no. Entremos por la ventana de mi habitación -indicó Hanabi saltando primero por una de las ventanas adyacentes. El rubio se detuvo un momento, considerando lo que iba a hacer pero luego recordó las palabras de Neji.

"Sexo Naruto. Hanabi está enamorada de ti y solo el sexo podrá convencerla de que tú piensas igual. Debes ser muy directo"

Negando con la cabeza sonrojado siguió a la joven por la ventana. Se puso de pie en el lugar, la habitación era bastante común. Una cama con una mesa y una lámpara a un costado, una pequeño están donde guardaba libros de estudio y novelas y alguna que otra revista. Las paredes eran azules claras y el techo de madera.

La chica se encontraba sentada en su cama. Con un movimiento, le indicó que el se acercara. Permanecieron en silencio algunos segundos hasta que Naruto se armó de valor para decir lo que iba a decir. Probablemente, lo rechazaría, Neji quizás se equivocaba pero debía intentarlo al menos.

-Hanabi-chan... -comenzó este pero se detuvo. Mordiéndose el labio inferior, Hanabi tomó el rostro del joven con ambas manos y lo miró a los ojos azules.

Con un solo movimiento impulsó rápidamente su cabeza hasta que sus labios hicieron contacto. Fue breve, pero suficiente para que Naruto aclarara todos sus sentimientos por la hermosa joven.

Separándose la chica desvió su rostro en extremo sonrojado. Una gran sonrisa apareció en su rostro mientras apoyaba su cabeza en el hombro de Naruto.

-¿Querías decirme algo? -Naruto suspiró, debía hacerlo. Neji no se equivocaba después de todo.

-Así es. Escucha, no sé que me pasa desde hace un tiempo -tomó sus manos causando que ella lo mirara a los ojos- pero me gustas mucho Hanabi-chan.

-¿Qué? -esa pregunta lo puso nervioso. No esperaba que reaccionara así.

-¡Es verdad! ¡no pasa un solo segundo que no piense en tus ojos o en tu cabello! ¡todos mis sueños son contigo, que beso tus labios que estamos juntos! ¡Yo te amo con locura! -exclamó de repente. Hanabi se había quedado sin habla, era algo extraño en ella.

-¿Enserio Naruto-sensei? -el asintió con rapidez causando una enorme sonrisa en la joven- ¡yo también te amo! -exclamó ella besando sus labios y, en el impacto, tirándolo sobre la cama y recostándose sobre él.

Fue un beso desenfrenado, una unión de labios apasionada en el que labios no podían despegarse el uno del otro. Separándose, sabían que era tiempo para el round 2, esta vez Naruto tomó la iniciativa y empujó su lengua contra la boca de Hanabi quien de inmediato la abrió para dejarlo pasar. En ese breve instante, el rubio usó su lengua para llegar a los rincones más húmedos de la boca de la menor de las Hyuga. Luego de aquel instante, retiró su lengua ya que le dolía por moverla tanto, y Hanabi aprovechó el momento para hacer lo mismo con la boca de Naruto.

Se separaron luego de unos minutos por falta de aire.

-Eres... hermosa -confesó tratando de recuperar el aliento.

Hanabi le dio un suave beso y luego comenzó a quitarse el Kimono con rapidez. Excitado como un toro, Naruto tiró hacia un costado la capa del Yondaime, el chaleco de Chunnin y la banda de Konoha. Ahora, solo le quedaba una remera negra que se ajustaba a su físico bien desarrollado y los pantalones.

Cuando se sacó el kimono y la camisa de rejilla negra reveló su sostén copa F y sus panties rosadas. El rubio, sonriente y muy sonrojado la miró mientras ella le quitaba con avidez la remera negra y revelaba su físico marcado. Mientras Naruto masajeaba su trasero, la chica le daba pequeños besos en los músculos frontales.

-Naruto-kun, quiero probarlo -anunció de repente al oído del muchacho. El chico la besó con pasión un momento y luego rió.

-¿Qué ocurrió con "Naruto-sensei"? -la chica soltó una risilla mientras le quitaba los pantalones y revelaba los boxers grises. El miembro de Naruto apretaba el boxer con desesperación.

Se detuvo, antes de probarlo quería sentirlo y humedecerse. Entonces, sin quitarle los boxers o sus propias panties Hanabi se sentó en el pene y comenzó a frotarlo con su trasero haciéndolo suspirar de placer y dar alguno que otro gruñido.

-¿Te gusta... de esta... forma? -preguntaba entrecortada por el estímulo. Naruto sujetaba el trasero de Hanabi con fuerza mientras lo ayudaba a moverse. Incluso sin que hiciera algo más el placer era bueno.

-Eres... la mejor -respondió haciéndola sonreír. Sintiendo que sus panties se humedecían sin haber llegado todavía al orgasmo supo que debía probarlo como correspondía.

Se levantó un momento y puso sus manos en el boxer. En cuanto lo retiró y lo tiró hacia un costado sonrió mientras notaba que el miembro del muchacho tenía un buen tamaño.

De un solo movimiento, lo engulló totalmente. Su saliva le ayudó a tragarlo de golpe. Naruto dejó escapar un grito de placer y entonces, viendo que Hanabi se movía lentamente con toda su boca alrededor del miembro tomó su cabeza y la empujó hacia abajo cada vez que podía para incrementar la velocidad.

Hanabi parecía experta en lo que hacía, su boca era maravillosa. Incluso aún con el gran miembro en toda su boca aún era capaz de usar su lengua y saborear la parte inferior del pene. Naruto gruñó mientras la velocidad aumentaba y el orgasmo se acercaba. No quería sacarlo, así que decidió advertirle a la chica que debía prepararse.

-Oh Kami-sama, no puedo más... creo que voy a... ¡ah! -sujetando aún la cabeza hacia abajo el chico le acabó dentro de la boca dejando que todo su semen fuera absorbido por Hanabi.

Aún cuando pensó que algo se iría a escapar, le sorprendió que Hanabi se tragara todo con apenas toser un momento. Sacándolo de la boca siguió usando sus manos para mover la piel del miembro y que no perdiera excitación.

-Sabe a Ramen, ¡sugoi Naruto-kun! -exclamó ella haciendo sonreír a Naruto.

Pero cuando menos lo esperaba Naruto desapareció y reapareció detrás de ella. Con su cara enfrentando el trasero de Hanabi. La chica no hizo ninguna objeción, aunque estaba sorprendida no le importó que Naruto besara una de las mejillas de su trasero y que le quitara el sostén. Con una mano, jugueteó con el gran pecho derecho de la joven causando varios gemidos de placer y que sus pezones se endurecieran de inmediato.

Aún excitada como estaba, pudo notar que Naruto le quitaba las panties y que con ambas manos le abría el trasero para tener la mejor vista de su vida.

-¿Qué.. vas a hacer? -le preguntó con nerviosismo. El rubio solo rió mientras le insertaba un dedo en la vagina.

-Mi turno -susurró y, mientras tenía su dedo dentro insertó su lengua también para excitarla aún más rápido.

Gimió más con el gran estímulo. Naruto había usado su dedo con sus paredes vaginales y, finalmente, con su clítoris haciéndola gritar de placer. Retiró el dedo, y metió la lengua lo más que pudo mientras que con sus labios saboreaba el sexo de Hanabi. Quien, eventualmente gritó en agonía cuando acabó en la cara de Naruto por primera vez.

El chico bebió todo lo que pudo, encontrando bastante agradable su sabor. Usando el resto de los jugos de Hanabi lubricó su pene mientras se ponía de rodillas detrás de ella. Adivinando su intención, la chica asintió sonrojada mientras el chico se masturbaba un poco. Tragando saliva con nerviosismo insertó su miembro con una rápida estocada para ahorrarle dolor.

-¡KYAA! -lo que no supo fue que resultó peor de lo que pretendía. Naruto le había desgarrado la vagina y un poco de sangre salía del trasero.

-¡Sumimasen! -exclamó tratando de retirarlo de dentro pero ella negó jadeante mientras le tomaba la mano con fuerza.

-Hazlo, ¡rápido! -con otra estocada crujió un poco la madera de la cama.

Naruto tomó con ambas manos el trasero de Hanabi para impulsarse hacia delante cada vez que lo necesitaba.

Al principio la chica sintió mucho dolor pero, a medida que pasaba los minutos, su cuerpo se acostumbraba más y más al placer dejando que locos alaridos salieran por su boca.

Naruto, quien sentía que aquello era lo mejor del mundo después del ramen hizo lo mismo que en su sueño: apoyó su cuerpo contra la espalda de la chica pero sin retirar su miembro de su interior, la chica solo respondía con más gemidos.

Así, la abrazó mientras tenían relaciones. Sus manos comenzaron a jugar con los pezones y la estructura de sus tetas mientras que esa posición le resultaba aún más excitante.

Después de media hora en esa posición, Hanabi lanzó gritos muy seguidos a medida que la velocidad aumentaba. Naruto seguía pegado a su piel pero había dejado de jugar con sus pechos, ya no razonaban, el placer les hizo perder la cabeza en un instante.

-Naru-Naruto-kun, por favor... -suplicó la joven. Naruto, con emoción asintió mientras sentía como su pene se rodeaba de un líquido espeso que resultaba ser los jugos de la joven que llegaba a su segundo orgasmo.

-Ha-Hai, lo haré... ¡dentro! -no tardó mucho, en unos segundos el liberó su semen dentro de Hanabi mientras la velocidad de inmediato decremento hasta detenerse.

Jadeando, la joven se recostó sobre la cama de espaldas como estaba. Naruto, retirando lentamente su pene cansado, se recostó encima de ella apoyando su miembro en su trasero mientras sus brazos la rodeaban.

La besó en la mejilla mientras ambos jadeaban por la estupenda noche.

-¿Cómo... cómo estuvo? -le preguntó asustado. La chica se dio media vuelta para quedar frente al rubio.

Rodeó su cuello con sus brazos, le sonrió y lo besó apasionadamente. Luego, Naruto se recostó boca arriba en la cama y ella colocó su cabeza en su pecho. El rubio usó su brazo rodeando su esbelta cintura.

-Eres el mejor. Te amo -susurró antes de quedarse profundamente dormida.

Naruto suspiró besando su frente con cariño. Luego sonrió pensando en Hinata.

Neji tenía razón, ser realmente directo con Hanabi fue lo mejor. Un asunto menos, ahora faltaba el más difícil: Hinata Hyuga.

l

l


Bueno un poco corto el cap para ser una actualización lenta, pero el siguiente vendrá más rápido ya que tengo planeada la trama. Como pudieron notar, hubo lemon entre Hanabi y Naruto y el comienzo de su relación. Pero no se preocupen, ya que el siguiente lo dedicaré a Hinata y a Naruto completamente. Luego habrá otro en que los tres tengan sexo como dice la pareja principal es HinaNaruHanabi.

Hablando de pareja principal he estado pensando y me gustaría darle la elección a los lectores. Por eso abro una votación, pueden elegir si el rubio se queda con Hinata, Hanabi o ambas. Lo hago ya que el último cap será en base a los resultados.

Zafir09: Muchas gracias amigo, espero que este cap te guste también y perdona la tardanza.

POCHO102: Tienes razón y gracias por tus palabras. Aunque no me gusta mi propia forma de escribir lemon trato de mejorar con nuevas historias o capítulos. He leído un poco de ese autor y me inspiró gracias!

KenTanaka1350: Bueno, en verdad que me he tardado más de dos semanas u.u, pero espero que la razón que dí al principio pueda disculparme. Aquí tienes más lemon amigo y espero que te guste!

lalo80: Diez días después de tu review lo continuo, soy patético lo sé. Perdona y espero que este cap valga la pena.