Traducción del Fic: Balanced Equation, escrito por Ianapanda (Inspirado en el art de Brilcrist y en el shot que funge como "primer capítulo") Desde el punto de vista de Tony Stark.


Ecuación Balanceada

―Es bastante malo.

―¿De cuánto estamos hablando?

―Probablemente alrededor de trescientos cincuenta… cuatrocientos millones de dólares. No lo sé, señor, es demasiado pronto para que los ajustadores de seguros nos den una cifra.

―No te preocupes por ellos. Sólo págalo.

―Pero eso es…

―Tómalo de las cuentas personales y págalo― dijo Tony con un tono de voz exasperado.

―Señor, como su asesor financiero no puedo recomendar…

―Como mi asesor financiero, ¿cuánto dirías que me puedo ahorrar si te despido por no hacer lo que razonable y respetuosamente te he pedido…?―. Tony se interrumpió para mirar su reloj―… ¿3:28 a.m.?

―Sus primas de seguro se multiplicarán por cuatro― dijo el hombre al otro lado de la línea, sonaba malhumorado, pero el sonido de escritura se había añadido y eso era todo lo que a Tony le importaba.

―Ellos no harán un número tan alto y lo sabes.

―Tendré los papeles en su escritorio a los ocho de la mañana, señor― respondió el otro hombre, derrotado.

―Te lo agradezco― dijo Tony mientras colgaba el teléfono.

Abogados, listo. Contador, listo. Y ahora acababa de dejar las relaciones públicas para conseguir un comunicado y no dejar que nadie que oliera a reportero en cualquier lugar cercano al edificio se acercara por las próximas 96 horas.

Dos horas más tarde, finalmente, Tony se acurrucó en la cama, medio en la superficie de las cobijas, con cuidado de no despertar a Bruce.


Buenos días, señor, son las 6:30 a.m. La temperatura actual…

MUTE.

Tony silenció la voz antes de despertar totalmente otra vez, los recuerdos de la noche anterior suplantaron los breves e inestables sueños que había tenido hasta ahora. Se incorporó lo suficiente para sostenerse en un codo y mirar alrededor. La luz del sol estaba comenzando a filtrarse a su alrededor y pronto la realidad se coló junto a él.

Nghh…

Pero no del todo; Tony decidió que su atención volviera inmediatamente al hombre en su cama. Había hecho todo lo posible por limpiar a Bruce la noche anterior, pero todavía quedaban algunos rasguños, algunas contusiones… unos verdugones molestos que serían las principales lesiones en cualquier otra persona. Tony sabía que incluso las marcas desaparecerían gradualmente ante sus ojos si las seguía mirando. Como si alguna vez pudiera apartar la mirada de Bruce Banner en primer lugar.

―Hey…― habló en voz baja, pero ya estaba sonriendo un poco. Ya estaba acercándose. Eso era lo más difícil. A veces, cuando Bruce estaba enroscado sobre sí mismo de esa manera, significaba que todavía no sabía quién era ni dónde estaba. En esos momentos los recuerdos de su vida huyendo podrían iniciar otro episodio. Siempre era un riesgo. Tony puso una mano sobre la cobija suavemente, a lado de Bruce, como ya lo había hecho antes.

―¿To… ny…?

El reconocimiento de la voz de Bruce, aún siendo ronca y demasiado baja, hacia que Tony se sintiera débil, aliviado. Se pondrá bien. Esta vez, podrá atrasar la realidad por unas horas para los dos. Esta vez…

―Está bien, Bruce… Grandote― dijo Tony dándole un beso en la frente, y deslizando sus dedos por el pelo húmedo de su amante. Bruce siempre tenía fiebre durante uno o dos días después de transformarse, como si su metabolismo trabajara para encontrarse de nuevo. La mirada un poco desenfocada en los suaves ojos marrones de Bruce le dijo a Tony que pasarían un par de horas antes de que pudieran tener una conversación coherente. Eso estaba bien para él, todo estaba bien para Tony siempre y cuando al final del día Bruce estuviera allí, en sus brazos, donde pertenecía―. Todo está bien ahora― dijo apoyando su frente contra la de Bruce, mirando los hermosos ojos marrones que habían estado tan abiertos cuando se conocieron. Esos que lo habían embrujado… no mucho tiempo después (Le desarmaron)―. Sólo vuelve a dormir.

Tony acarició con su pulgar la sien de Bruce, el resto de sus dedos seguían en el pelo de Bruce, y vio cómo la relajación permitió al otro desencorvarse un poco y su respiración se volvió más profunda. Las pestañas de Bruce revolotearon unas cuantas veces mientras intentaba seguir mirándolo, pero pronto sus ojos se cerraron de nuevo. Confiados. Tranquilos. Tony sintió (y no por primera vez) el calor y el peso de esa emoción que los había unido. Rara vez lo llamaba por su nombre, pero sabía exactamente lo que era.

Gra… gracias.

Tras el susurro de Bruce, Tony cerró los ojos y respiró hondo. El sueño vendría muy pronto, pero por el momento, era más que suficiente para él simplemente ser capaz de escuchar la suave respiración de Bruce y saber que cuando despertara estaría justo allí para asegurarse de que no tendría que hacerle frente a nadie solo. Eso no necesitaba un nombre, Pero si tuviera que definirlo… Tony pensaba que Amor era un buen comienzo.


Y vale, aquí acaba esta pequeña secuela. Ambos fics son maravillosos, sus autoras geniales, y el art... no tengo palabras.

Gracias por leer!

Látex.